1. NO HACER: no hacer registros inútiles

  1. No realizar registros de datos en lugares preestablecidos si no son útiles para el seguimiento clínico de los pacientes.

La historia clínica es reflejo de la salud y enfermedad de las personas. Todos los datos en ella contenidos deben reflejar de forma clara y fidedigna la situación de sus problemas de salud. Estos datos deben mostrarse de forma asequible a los distintos profesionales que puedan prestarle atención y en particular al médico de familia o pediatra que  se encarga de su seguimiento habitual.

Es un instrumento para la asistencia a los pacientes y nunca representa un fin en sí misma, siendo un objeto al servicio de la atención clínica que siempre debe estar centrada en el propio paciente, como sujeto y centro del acto médico.

La implantación del modelo de gestión clínica, los mal-llamados “acuerdos” de gestión y su concreción en objetivos, ha establecido un complejo sistema de registro de determinados datos en determinados lugares y de determinada forma, con el único objetivo de servir de medición de indicadores, y que van cambiando según lo que desean medir y cómo. La historia clínica pasa a ser un instrumento de control de los profesionales más que un documento de y para los pacientes. La mayoría de estos registros son complejos, nada operativos, dándose el caso de que dejan los datos ocultos a la visión del profesional y requieren un tiempo y esfuerzo en la consulta que se detrae del que el paciente necesita para ser correctamente atendido.

Ante esto, los profesionales buscamos alternativas de registro accesible como es la utilización de la Hoja de Evolución y la Lista de Problemas para incluir los datos clínicos fundamentales de los pacientes, lo que, de cumplimentar también los exigidos para los objetivos, lleva a un doble modelo de uso de la historia (a favor del paciente, a favor de la gestión) y una pérdida del tiempo que no tenemos.

Esta exigencia de cumplimentación de datos supone ante todo el paso de una atención centrada en las personas a una atención centrada en el registro que desvirtúa la práctica clínica, la comunicación y la relación médico-paciente.

Vamos a priorizar la atención a las personas.

 

2 comentarios sobre “1. NO HACER: no hacer registros inútiles

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s