Diario de la consulta 159: muchas formas para fomentar la sanidad privada y una sola para la pública

Nuestros gobernantes deben entender que los impuestos que solidariamente y con tanto esfuerzo pagamos los andaluces son para garantizar la atención sanitaria PÜBLICA de calidad a TODOS. Inviertan nuestro dinero en lo que necesitamos, y si no, no nos sirven.

DIARIO DE LA CONSULTA 159: MUCHAS FORMAS PARA FOMENTAR LA SANIDAD PRIVADA Y UNA SOLA PARA LA PÚBLICA

Enrique está recién jubilado. Ha trabajado en el ayuntamiento como administrativo desde que aprobó una oposición en su juventud. Ya estaba algo cansado aunque goza de buena salud. Solo tiene una dislipemia de bajo riesgo. Hace mucho que ya no viene por la consulta. Hoy acudió para solicitar la colonoscopia que se realiza periódicamente por tener antecedentes familiares de cáncer de colon. Me cuenta que la última se la hizo en un renombrado hospital privado de Málaga y que ha estado acudiendo a este centro para todo porque en su “empresa” lo incluyeron en un seguro privado hace ya unos años, que fue añadido al convenio como una mejora para los trabajadores, apoyado por todos los sindicatos. Dice estar muy contento con los servicios recibidos, que allí también ha tenido un médico de familia, que además fue residente de este centro, según le ha dicho, que es muy buen profesional y que le ha seguido las analíticas y revisiones durante estos años, y que todo funciona muy bien y muy rápido. Pero al jubilarse ya tiene que pagarse el seguro y es mucho para sus ingresos. Además, durante el tiempo que estuvo cubierto por este seguro privado, disfrutó de una “rebaja” para su familia, que también se pierde ahora, así que todos vuelven al centro de salud.

Mientras actualizo la historia clínica y le relleno la solicitud de la colonoscopia, me invade una enorme desazón. Pienso en nuestras consultas saturadas, nuestras bajas no sustituidas, nuestras listas de espera. Pienso en el residente que se fue a la privada porque tenía ofertas de trabajo inaceptables en nuestro distrito.  Pienso en una administración (su “empresa” es un ayuntamiento) que está pagando con dinero público un seguro privado para sus miles de trabajadores. Pienso en unos sindicatos, y unos empleados,  que consideran un “valor” añadido poseer un seguro médico privado. Pienso que para la colonoscopia también le van a citar en una clínica privada que tiene concierto para realizar estas pruebas, desviando fondos públicos que se necesitarían para aumentar los equipos de los que carecemos. Pienso en una administración sanitaria que apenas invierte en la pública y paga a la privada para paliar parte de sus carencias, en lugar de fomentarla de la única manera posible: mejorando su calidad con una dotación suficiente de recursos humanos y materiales.

Le doy a Enrique la solicitud para entregar en el mostrador y le digo que yo nunca he dejado de ser su médico de familia ni este su centro de salud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s