Diario de la consulta 91: la autoestima del médico

Hoy contamos gracias a qué los médicos de atención primaria sobrevivimos en la jungla y el despropósito de nuestro trabajo: las personas y nuestros valores son nuestro tesoro.

DIARIO DE LA CONSULTA 81:LA AUTOESTIMA DEL MÉDICO

Hoy ha sido uno de esos días en que es difícil mantener la autoestima. Menos mal que dice nuestra consejera que somos el centro del sistema que si no….

Mercedes ha venido hoy diciendo que ya es hora de que la vea “un profesional” para su artrosis. Antonio ha estado en la urgencia de oftalmología por un chalazion y viene con el informe en el que consta, puesto por el oftalmólogo que le ha visto “derivar a su oftalmólogo desde AP”. De los pacientes “de urgencias” que no podían esperar casi la mitad eran por motivos burocráticos. Faltan cuatro compañeros y, sin ningún sustituto para no variar, hacemos su trabajo el resto. He tenido que explicar a 6 pacientes cómo reclamar sus citas de revisión que no llegan y ni siquiera aparecen como cursadas. He indicado varias pruebas complementarias que no puedo solicitar (un holter, una eco ginecológica, una flujometría) y he enviado a los pacientes a los médicos que, por ser del hospital, sí que pueden. Me han recriminado por no haber rellenado el plan de crónicos en el número exigido para cumplir el objetivo. He tenido que cambiar los días de asuntos propios de Navidad porque nos quedamos bajo mínimos, el “plan Navidad” promete ser como el “plan verano”, o sea, rallando en la exclavitud.

Así, considerado poco profesional,  administrativo de los especialistas hospitalarios, rellenador de papeles, cumplimentador de registros falsos para el contrato programa y trabajador a destajo de muchos más pacientes de los que tengo asignados, debería sentirme, con perdón, una mierda. Sin embargo no es así, mi autoestima debe estar entrenada en los despropósitos o, más bien, se alimenta de otros manjares como son la confianza de la mayoría de mis pacientes, mi visión humanista de la profesión médica y el apoyo de los muchos compañeros con los que comparto estas deterioradas condiciones de trabajo. Y desde luego no depende en absoluto de las declaraciones de los altos cargos sanitarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s