Diario de la consulta 32: doce horas

Doce horas de trabajo continuado se hacen eternas, más aún si el trabajo es muy cansado, física o mentalmente.

El nuestro es un trabajo de muy alta carga mental, por la relación con las personas,  por la múltiple información que hay que integrar y los conocimientos que hay que manejar, por la incertidumbre, por la responsabilidad, por la inmensa carga emocional…

Si a todo ello le sumamos las jornadas maratonianas, los penosos horarios y el trabajo casi siempre a destajo y sin descanso, la mezcla es explosiva. Y explotamos.

Las jornadas interminables y este ritmo de trabajo se tienen que acabar.

DIARIO DE LA CONSULTA

 

boooom

Por Mónica Lalanda              

2 comentarios sobre “Diario de la consulta 32: doce horas

    1. El gran problema es que esta historia es el reflejo del día a día. La salud del profesional no importa, y tampoco la de los pacientes atendidos por él en estado de extenuación. Todo vale con el fin de abaratar la asistencia sanitaria.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s